La innovación y las oportunidades de la post-covid19 o “nueva realidad”

La actual crisis nos ha sorprendido a todos por su tipología, alcance y por su intensidad. El virus o confinamiento no estaba en la mayoría de escenarios de prevención de riesgo de las empresas. Ha generado grandes cambios en el mercado y en la sociedad en muy poco tiempo, y la recuperación será progresiva y requerirá adaptarnos a un nuevo contexto. El paradigma post-Covid19 o de la “nueva normalidad”. Esta nueva realidad nos obliga, al menos durante muchos meses, a operar nuestras empresas de forma diferente. Requiere de una rápida adaptación al mercado y al entorno, como nunca antes lo ha exigido. 

La gestión de la crisis tiene varias etapas. Una vez asegurada la supervivencia de la empresa tras el impacto inicial, hay que pensar en generar valor, y capturar las oportunidades que el escenario post-covid19 ofrece. La innovación, la gestión del cambio, y la transformación son parte esencial de esta respuesta.

Vemos como la crisis de la covid19 fuerza las organizaciones a adaptar su forma de dar respuestas rápidas al cambio. A innovar de forma más veloz, radical y relevante acotando el riesgo. Y esto no es fácil, por mucho que llevemos años hablando de Innovación, digitalización y transformación.

Algunas empresas están afrontando de forma proactiva esta crisis y el paradigma de “la nueva normalidad”, aplicando soluciones innovadoras que podemos agrupar en cuatro ámbitos:

Veamos cada una de ellas con más detalle.

1 – Dar respuesta a las necesidades del cliente,

2 – Potenciando nuevas formas o canales para llegar al cliente, 

3 – Repensando la cadena de suministro y logística,

4 – Integrando nuevas formas de trabajo,

1- Dar respuesta a las necesidades del cliente. Tanto en B2C como en B2B surgen nuevas necesidades y comportamientos derivadas de “la nueva normalidad”. Hay que considerar que acorde a algunas fuentes, “el 45% [de los consumidores encuestados] opina que el impacto económico del COVID 19 será duradero en el tiempo [1]” y está adaptando su consumo. Por ejemplo, productos vinculados a la desinfección, la prevención y la salud están creciendo en ventas. Después de la crisis, Asia ha visto un boom en la venta de nuevos sistemas de purificación y desinfección que se han multiplicado por 10[2]. En muchos negocios o servicios con atención directa al cliente (como tiendas, peluquerías o dentistas), también se plantea una clara necesidad de prevención, desinfección, mantenimiento y certificación de un ambiente saludable que ofrece nuevas oportunidades. Un ejemplo es el concepto de “Espacio de Garantía Saludable” de Plexus Tech. Igualmente, vemos muchas iniciativas ligadas al escaneo de la temperatura corporal, como los integrados en sistemas de transporte de taxis o limusinas, o bien, el sistema de control de accesos con detección de temperatura de Grupo Control. De forma general debemos entender cómo cambian las necesidades del cliente y del consumidor. ¿Cómo será el consumidor post-Covid19? ¿Qué tendencias se consolidarán? El reto es entender cuáles son las nuevas necesidades de los clientes y como les podemos dar respuesta de forma relevante. Esto es, usar una aproximación de innovación centrada en el cliente o customer centricity. Entender los insights y necesidades del cliente y ofrecerles nuevas soluciones relevantes.

2- Potenciando nuevas formas o canales para llegar al cliente. Con esta crisis muchos canales tradicionales, especialmente físicos o retail, se han visto comprometidos. Posiblemente, la forma de comprar cambiará de forma relevante, igual que en otras crisis[3]. En este caso, veremos crecimientos sostenidos del canal on-line, con un comprador más omnicanal y un móvil que seguirá siendo el protagonista. De hecho, ya estamos viendo un fuerte crecimiento del e-commerce y los canales digitales, en parte motivado por la incorporación de nuevos usuarios. Aquí, también las pequeñas empresas pueden encontrar una oportunidad de negocio colaborando con portales de venta, como ocurre con los pequeños talleres de reparación de aparatos electrónicos que trabajan con Black Market. En este nuevo contexto, muchas empresas están buscando nuevas formas de seguir llegando al cliente o mantener una relación comercial con el mismo. Así, marcas de productos de cosmética de lujo, que antes se comercializaban a través de establecimientos de cosmética y belleza, ahora se alían con estos para llegar a su base de datos de cliente a través de nuevos canales. También, los restaurantes “deben trabajar en otro modelo de negocio, salir de la zona de confort y repensar su propuesta de valor”[4]. Una forma es probando de aprovechar el tirón de la comida a domicilio que ha crecido un 27% en el confinamiento. Igualmente, el mundo de la cultura está buscando nuevas formas y canales de conectar con su público. Un ejemplo interesante es la iniciativa de StayHomas, grupo musical surgido del confinamiento que se ha hecho famoso a través de las redes, y del que Michael Buble acaba de grabar una adaptación de una de sus canciones. También, vemos algunos artistas potenciando el formato masterclass, o la compra de actuaciones ya grabadas en streaming como el Soho Theatre de Londres. Las recientes iniciativas de las librerías y floristerías para celebrar Sant Jordi en Catalunya son otro caso. Lógicamente, quien ya había desarrollado este canal de comunicación y venta con su target, se ha visto claramente beneficiado de esta nueva situación, como Damaris Gelabert con su música para niños. El reto es cómo podemos seguir llegando a nuestro cliente a través de nuevos canales o alianzas. Un tema que muchas empresas llevan tiempo explorando y trabajando, pero que el nuevo contexto puede impulsar de forma definitiva.

3- Repensando la cadena de suministro y logística. El nuevo contexto está forzando algunas empresas a repensar su cadena de suministro, su política de proveedores y a ganar agilidad. Hemos visto como algunas empresas han puesto foco en ganar flexibilidad y seguir muy de cerca sus clientes. Por ejemplo, en Asia, algunos productores de alimentación han realizado seguimiento continuo de los planes de las tiendas de sus clientes, y han sido capaces de adaptar su cadena de suministro de una manera muy flexible, siendo capaces de servir mejor que su competencia las tiendas que reabrían tras el confinamiento. Por otro lado, fabricar lejos, de forma concentrada y buscando una mayor eficiencia en coste ha demostrado ser un modelo con muchos riesgos. El impacto es fuerte a nivel mundial, alcanzando el 94% de las empresas del índice Fortune 1000 y ha provocado escasez en muchos sectores[6]. A raíz de esta situación, hay empresas que están aplicando la innovación y la creatividad para repensar su cadena logística. El paradigma está cambiando. Indudablemente el factor coste sigue siendo importante. Ahora, toman relevancia la seguridad en el suministro, la velocidad de entrega y unas capacidades de reacción e innovación rápidas. En algunos casos se cambia el modelo de transporte. En otros se diversifican proveedores o se buscan alternativas geográficamente más próximas o con mayor capacidad de respuesta. También vemos un aumento en el uso de nuevas tecnologías -IoT, robótica avanzada, analytics y big data- y plataformas para anticipar y ganar transparencia en la gestión de la cadena de suministro, acelerando la evolución hacia el Supply Chain 4.0. El reto es definir cómo debe ser el nuevo modelo de supply chain ante el nuevo paradigma post covid19. Por lo que estamos viendo, abordar el reto desde una aproximación innovadora, ágil y holística ayuda a dar una respuesta adecuada.

4- Integrando las nuevas formas de trabajo. Este es uno de los ámbitos donde vemos una amplia y masiva transformación causada por la crisis del coronavirus. Abarca la forma de trabajar de los equipos, el liderazgo y la gestión del cambio. El teletrabajo o trabajo remoto ha cambiado en pocos días la forma de operar de muchas empresas. Claro ejemplo de ello son la masificación de Slag, Zoom o el más reciente Teams de Microsoft[7]. Y esto plantea retos en términos de cómo las organizaciones se adaptan rápidamente a los nuevos modelos de trabajo remoto, distribuido, no presencial, en red y con soporte digital. Esta adaptación forzosa al entorno digital está provocando una gestión del cambio y transformación muy intensas. Como ya indicaba Jason Fried en su libro Remote, las organizaciones avanzarán hacia formas de colaboración remotas, diseminadas y “más emprendedoras”. Muchas empresas se plantean cómo conseguir que toda la organización reaccione de forma efectiva ante este nuevo contexto. ¿Cómo podemos incentivar que los equipos definan soluciones innovadoras y reaccionen a esta disrupción trabajando de forma remota y dispersa? En la práctica hay diferentes niveles de reacción dentro de los equipos. Hay personas más lanzadas y proactivas, y otras más reactivas, pasivas o que se sienten abrumadas. El reto es cómo conseguimos incentivar que los equipos experimenten, prueben, validen y expandan soluciones novedosas de forma efectiva. ¿Cómo implantar equipos de exploración y prueba rápida en un entorno remoto? Aquí las aproximaciones emprendedoras, de gestión en entornos VUCA o de Lean Startup pueden ayudar mucho.

Igual que la crisis del 2008 vio surgir innovación en el sector financiero y la explosión de las Fintech, posiblemente la crisis de la Covid19 favorezca la innovación en salud y la adopción de soluciones propuestas por startups en HeathTech y DigitalHealth.

Mención especial merece el ámbito sanitario. Aunque es un ámbito sectorial y específico, lo incluimos por ser el origen de la crisis, al ser una oportunidad clara para muchas empresas y por la diversidad de respuestas que está generando. La industria farmacéutica y sanitaria está desplegando grandes esfuerzos para dar una solución efectiva al tratamiento de la enfermedad. En muchos casos, es una aproximación de innovación centrada en la I+D para las nuevas vacunas o medicamentos. Pero también vemos innovación en la aproximación a los tratamientos con el uso de nuevas tecnologías como el Big Data o la Inteligencia Artificial, o las formas colaborativas de desarrollo y la organización de la cadena de suministro. Algunos ejemplos son la alianza entre Sanofi y GSK para el desarrollo de la nueva vacuna, o la aproximación de Grifols a través del plasma sanguíneo. También es destacable la aplicación de nuevas tecnologías para gestionar la evolución de la pandemia, como en países como Corea del Sur[8] o Israel. Aquí la pregunta es cómo puede nuestra empresa dar una solución rápida a la prevención y tratamiento de la enfermedad. Un reto en el que muchas empresas relacionadas con la salud ya trabajan, y que también puede ofrecer oportunidades de negocio a empresas adyacentes o que a priori no enmarcaríamos en el sector salud, como el textil, digital o industrial. Un ejemplo interesante de esta oportunidad para sectores “no tradicionales” de la salud, es el caso del arco de desinfección para vehículos y EPIs de Istobal, el robot de la empresa danesa Blue Ocean Robotics, el lanzamiento de una mascarilla para nariz y boca reutilizable por el fabricante de Playmobil, o también, elanuncio de asociación entre Apple y Google para crear apps de rastreo y proximidad de la Covid-19.

Indudablemente, la innovación forma parte de la respuesta ante la crisis y “la nueva realidad”. El cambio de paradigma y la generación de valor sólo se podrán capturar con nuevas aproximaciones. Nuevos productos y servicios para nuevas soluciones. Nuevas formas de llegar al cliente. Nuevas formas de trabajar. 

Todo esto, requiere una aproximación que desde Connociam llevamos tiempo aplicando y ayudando a poner en práctica. En los últimos años hemos realizado más de 300 proyectos de innovación con empresas nacionales e internacionales en diferentes sectores y países. Y por todo esto, ahora, ayudamos a dar respuesta a los retos del post-covid19 de forma muy concreta y acotada. Porque esta crisis requiere trabajar de forma innovadora y cooperativa para salir adelante.

En Connociam entendemos las necesidades de los clientes. Ayudamos a descifrar la complejidad ante situaciones disruptivas como la actual. Construimos respuestas innovadoras y diseñamos soluciones efectivas que generan valor y crecimiento. Apoyamos los equipos para solucionar sus retos estratégicos de transformación y que así, puedan innovar más y mejor.