Connociam Basics: Open Innovation

De nuevo otro de esos términos que se comentan en todas partes, que parece que a todos interesa, pero que a veces no se conocen del todo y se confunden con otros. 

Así que ¿Qué es la Open Innovation?

Aunque hace tiempo que se habla de innovación abierta o colaborativa y algunas empresas pioneras llevan décadas aplicándola, podemos considerar a Henry W. Chesbrough, como padre del concepto de la Innovación Abierta, que casi siempre utilizamos en la versión inglesa. Chesbrough describe en su libro Open Innovation: The New Imperative for Creating And Profiting from Technology (2003) cómo las empresas han pasado de los denominados procesos de innovación cerrados hacia una forma más abierta de innovar.

 Según el propio Chesbrough “la innovación abierta es un enfoque de innovación más distribuido, más participativo y descentralizado”

Diríamos que la Open Innovation se opone a un modelo de innovación- más tradicional – que no sale de los límites de la propia empresa.

¿Por qué parece que la Open Innovation se está imponiendo?

En el estudio de Chesbrough nos da una línea sobre qué aspectos han desgastado el modelo tradicional y han hecho que las organizaciones se muevan a un modelo más abierto.

En primer lugar, y relacionado con la movilidad y la disponibilidad de trabajadores con un alto nivel educativo que ha aumentado con los años, se ha movido gran cantidad de conocimiento fuera de los laboratorios de investigación de las grandes empresas. Cuando los empleados cambian de trabajo, se llevan sus conocimientos consigo, lo que genera flujos de conocimientos entre empresas. Esto sumado a la proliferación de departamentos e instituciones de investigación y desarrollo, ha provocado que, en muchos casos, hay más conocimiento fuera de la organización que dentro para un determinado temas.

Además, la teoría de la innovación abierta florece en el momento en que el mundo se digitaliza y se conecta en red. De repente, las empresas tienen acceso a flujos de información y conocimiento masivos a través de redes informáticas globales. Y eso cambia su perspectiva: irrumpe la idea de que las grandes ideas pueden venir de fuera de la organización y, por primera vez, tenemos acceso a las mismas -o a los contactos que nos las pueden proporcionar-. Y, de forma simétrica, las ideas internas pueden hallar contextos de aceleración óptimos fuera del núcleo organizativo.

Relacionado en este caso con la capacidad de inversión, la disponibilidad de capital de riesgo ha aumentado significativamente recientemente, lo que hace posible que exista un desarrollo innovador fuera de la empresa, por ejemplo, en forma de startups. Además, incluso las propias empresas, están externalizando parte de su innovación, en forma de spin-offs y mediante acuerdos de licencia, o deciden actuar como inversores mediante vehículos como los CVC.

También hemos visto un crecimiento de los costes de desarrollo, y una merma de su productividad que hacía difícil sustentar un modelo 100% “in-house”. En consecuencia, algunas empresas han buscado alternativas externas y más flexibles para mantener o aumentar su nivel de innovación. En palabras de Chesbrough: “Si bien abundan las ideas, la investigación de las organizaciones es cada vez menos eficaz. Hasta hace poco, la I + D interna se consideraba un activo estratégico e incluso una barrera para la entrada competitiva en diversas industrias.” Y ahora ya no es así.

No menos importante, otras empresas de la cadena de suministro, como los proveedores, desempeñan un papel cada vez más importante en el proceso de innovación.

Como resultado, las empresas han comenzado a buscar otras formas de aumentar la eficiencia y eficacia de sus procesos de innovación, y lo han hecho fuera de sus organizaciones.

¿Qué puede aportar la Open Innovation?

Salir de un concepto cerrado de innovación y evolucionar a un modelo más dinámico y abierto, con participantes de fuera de la organización, puede aportar grandes ventajas a la empresa, por ejemplo:

 Aumentar el alcance de la ideación:

 En cualquier empresa, el pensamiento centrado en la propia cultura empresarial puede limitar la forma en que se generan nuevas ideas para productos y servicios, constituyendo un bloqueo creativo. Al ampliar los puntos de vista, las empresas pueden encontrar soluciones novedosas a problemas difíciles; y al ampliar la red, las empresas pueden encontrar soluciones en las que nunca hubieran pensado de otra manera.

Reducir los costes de innovación:

Uno de los costes más elevados de una empresa es pagar nóminas, especialmente de personal altamente cualificado. Aunque la creación de nuevas ideas debe ser compensada, la Open Innovation ayuda a las empresas a acceder a una capacidad de desarrollo, que de tener que estar bajo nómina, sería inasumible para muchas.

Al cooperar con otras empresas e instituciones la reducción de costes es evidente; lo que se paga entre varios siempre supone una optimización.

Así la Innovación Abierta permite acceder a la innovación de una manera menos costosa.

Velocidad en el desarrollo:

La innovación abierta puede acelerar significativamente el desarrollo de productos. Al pedir a un grupo más amplio de personas que contribuyan con sus ideas y experiencia, las empresas pueden identificar y resolver problemas mucho más rápido y pueden perfeccionar sus productos.

Esto es particularmente útil en áreas como el desarrollo de software o las pruebas de aplicaciones, donde los productos finales se desarrollan a través de pruebas iterativas.

Impulsar la visibilidad del producto:

La Open Innovation, cuando incluye plataformas de desarrollo abiertas a consumidores puede generar una gran visibilidad; por ejemplo, en el caso de marcas que co-crean nuevos productos, a veces incluso personalizados con el consumidor.

Estos factores positivos, sin duda ayudan a que las organizaciones decidan abrir su innovación a terceros, pero también hay algunos factores que se ven como negativos en algunas empresas.

 ¿Qué frena a las organizaciones para adoptar la Open Innovation?

 La innovación abierta requiere no perder el foco estratégico

 Cuando una organización tiene prisa por encontrar nuevas soluciones fuera “de sus muros”, puede estar tentada de adoptar la primera o más rápida que encuentre. La innovación abierta puede requerir tiempo y esfuerzo para gestionarla de forma eficaz. El proceso de “buscar soluciones fuera” debe hacerse de forma consistente con los valores y la estrategia de la organización o la marca y necesidades reales del cliente. Las empresas deben gestionar el proceso de forma estratégica y sistemática, para asegurarse de que el ejercicio sea coherente.

La cuestión de la propiedad intelectual

También está la cuestión de la propiedad intelectual. Si la innovación abierta da como resultado una invención exitosa que cambia el mundo, ¿quién debería compartir este éxito? y ¿en qué medida?

Además, dado que la innovación abierta implica compartir información, puede que no sea apropiada para proyectos más sensibles o que requiera cuidar mucho controlar su posible divulgación.

Es imprescindible en estos procesos establecer muy claramente las reglas en las que se basará la relación entre los participantes del proyecto y los derechos sobre los resultados de éste que tendrá cada parte, al inicio del mismo.

Las empresas necesitan un cambio de cultura

La innovación abierta también requiere un cambio de cultura de quienes están dentro del negocio. En muchas organizaciones, ya sea por miedo o por inseguridad, no se aceptan fácilmente cambios que provengan “de fuera”, así que personas de la propia empresa pueden ser un freno importante a la aceptación de ideas desarrolladas usando Open innovation.

La innovación abierta requiere un enfoque de gestión diferente 

La innovación abierta requiere un enfoque diferente para la gestión de proyectos. Las empresas deben dejar de lado la idea de propiedad y control del proceso de innovación y abrirse a caminos externos para nuevas tecnologías y fuentes de innovación.

Como resumen de las ventajas y los inconvenientes, es interesante revisar este video de Xavier Lesauvage, extraído de un workshop en ESADE Creápolis en el que da las claves básicas de las ventajas y los inconvenientes de la Open Innovation.

 

¿Cómo funciona la Open Innovation en la práctica?

No hay un único modelo, pero en general la OI sigue un proceso o ciclo que podemos resumir en 5 grandes fases:

Fase 1. Foco estratégico iniciativas: definir (describir en un lienzo) las iniciativas identificadas y priorizadas acorde a la estrategia del negocio

Fase 2. Exploración (scouting) exhaustivo del ecosistema: radiografiar en el ecosistema los posibles partners para el desarrollo del proyecto y seleccionar el más adecuado

Fase 3. Acordar modelo de colaboración con partner: definir cómo vamos a trabajar con el partner y acordar el modelo de colaboración con el partner 

Fase 4. Pilotar: prototipar, co-crear e iterar el Producto Mínimo viable (MVP) y obtener un prototipo validado en condiciones de mercado acotadas 

Fase 5. Escalar e integrar en Core Business: una vez conseguidos los objetivos del piloto, el proyecto se escala e integra dentro del portafolio de la empresa

En cada fase hay una serie de factores claves de éxito a considerar:

Open Innovation

¿Cómo se puede articular la Open Innovation? Siete modelos

1) Intraemprendimiento

El intraemprendimiento busca identificar a los empleados con ideas innovadoras y una mentalidad emprendedora y brindarles el apoyo, la financiación y la tutoría que necesitan para resolver problemas difíciles. Es una forma inside-out de innovación abierta, con conocimiento o ideas que nacen dentro, pero que encuentran mejores contextos de desarrollo fuera de la organización actual y/o con partners externos, como hacen cada vez más empresas (pe. Nestlé con InGinus). Esta iniciativa se basa en entender que en muchas ocasiones el potencial innovador ya está dentro de la empresa, pero el conjunto de reglas, sistemas y procesos actuales -la cultura organizativa- puede estrangular el desarrollo de ideas alejadas del core business. Para asegurar el foco y la no “contaminación con el core-business”, se puede crear una spin-off o unidad específica dedicada a desarrollar y explotar el nuevo proyecto.

2) Licensing 

El Licensing es un acuerdo de largo plazo entre dos entidades, en la que una cede a la otra el derecho de explotación de su conocimiento y su capacidad innovadora a cambio de un retorno económico. Suele utilizarse para incorporar una tecnología o producto al portafolio de un socio (pe, un centro tecnológico, una empresa de otro sector, una empresa internacional que no opera en nuestro ámbito geográfico) que no es un competidor, no quiere gestionar directamente la explotación de su conocimiento y desea rentabilizarlo mediante un modelo de royalties. 

3) Alianzas, Join-ventures 

La Alianza o Join-venture es un acuerdo de largo plazo entre dos entidades, donde ambas empresas intercambian conocimiento y capacidades para el desarrollo conjunto de una oportunidad de negocio (innovadora) en un mercado. 

4) Programa de Challenges 

Las empresas pueden establecer desafíos – o challenges, en inglés – de innovación para recopilar ideas y encontrar soluciones. Estos pueden ser eventos públicos en los que cualquiera puede contribuir, o pueden ser privados con participantes específicamente seleccionados. 

Los desafíos de innovación se pueden definir para resolver un problema específico que ya está bien identificado, o bien de manera amplia para alentar a los participantes a presentar una gama más amplia de ideas. El caso es que los Innovation Challenges son una manera excelente de conseguir nuevas ideas y al poder ser abiertos, aumentar la visibilidad de la marca. 

5) Hackatones y BootCamps 

Los hackatones o BootCamps son similares a los Innovation Challenges, pero también profundizan en los detalles del proyecto, a menudo hasta la fase mínima del producto viable. 

El objetivo de los hackatones es trabajar lo más rápido posible, canalizando la experiencia y el conocimiento creativos para generar impulso en un período de tiempo muy corto. 

Como los hackatones son ejercicios comunitarios cortos, tienden a facilitar mucho la comunicación. También pueden ser excelentes formas de aumentar la visibilidad de la marca o explorar posibles contrataciones. 

6) Incubadoras / aceleradoras 

Una incubadora o aceleradora es un programa que establece la empresa para atraer startups o emprendedores y darles apoyo en los diferentes ámbitos necesarios para el desarrollo de su proyecto: tecnológico, empresarial, financiero… A menudo, la empresa tendrá un equipo interno trabajando en el proyecto, para darles apoyo y ayudar en la coordinación. El modelo de acuerdo entre la empresa y la startup es flexible y va desde un mero acuerdo de colaboración puntual, o un acuerdo de proveedor preferente, hasta una alianza o la inversión directa en el capital de la start-up. 

7) Innovation Labs 

Los Innovation Labs son espacios físicos o virtuales dedicados a la innovación, con los recursos, la tutoría y el conocimiento que las empresas necesitan para explorar preguntas desafiantes. Esos laboratorios se basan en muchas ocasiones en el uso de la cocreación, con un ecosistema de stakeholders ajenos a la empresa que colaboran en la resolución de un reto concreto. La dinamización y colaboración dentro del ecosistema es una pieza clave de esta fórmula de Open Innovation. 

Open Innovation y Corporate Entrepreneurhsip

Las asociaciones entre startups y empresas, o Corporate Entrepreneurship, es una de las aproximaciones más utilizadas en la Open Innoavation, puesto que mucho del conocimiento avazado se encuentra en el ecosistema emprendedor. 

En este tipo de colaboración, las startups tienen acceso a los recursos de una gran empresa, lo que les permite un incremento exponencial de sus capacidades, y las empresas ganan acceso a un equipo competente y bien capacitado que trabaja en una solución sin que ello afecte a su core business. 

La colaboración entre la empresa y la startup puede tomar varias formas que van desde la mera participación en un programa de challenge, la participación en una incubadora, la inversión directa en la start-up o su compra. Cuando una empresa identifica una oportunidad viable pero no tiene los recursos, el tiempo o la capacidad comprobada para aprovechar esta oportunidad, puede comprar una startup que esté trabajando en esa oportunidad específica. Esto impulsa la capacidad innovadora de la empresa sin necesidad de desarrollarla desde cero.

Ejemplos de innovación abierta

Hoy en día, más del 70 % de las grandes empresas declarar utilizar la OI en alguno de sus proyectos (fuente:Managing open innovation in large firms. Henry Chesbrough and Sabine Brunswicker (2013)). Algunos sectores como el tecnológico, el farmacéutico o el manufacturero son afines a esta práctica de innovación. Hay muchos casos conocidos como Lilly, IBM o el programa Connect and Develop de P&G  o el centro de Philips en Eindhoven. También hay otros casos recientes que son interesantes.

Neutrógena – Skin 360 es una app para el cuidado de la piel que permite asesorar al consumidor sobre los cuidados según su tipo de piel. La app escanea la cara del usuario y determina el tipo de la piel. Creado de la mano de la start up FitSkin, quien aportó la tecnología de análisis de imagen en dispositivos portátiles. 

SmartChronic es un itinerario asistencial del paciente crónico complejo con tratamiento largo para orientar la toma de decisiones y la coordinación de los actores implicados en la atención de crónicos complejos. Colaboración entre Nunsys, Outcomes’10, del Inst. de invest. Polibienestar de la UV y del ITI y el Hospital de la Fe de Valencia

Asistencia virtual de Iberia vía WhatsApp con el objetivo de ampliar los canales de atención al cliente incorporando Whatsapp de forma efectiva. La compañía Mindsay desarrolló un chatbot para whatsapp. 

AstraZeneca y el desarrollo de la vacuna COVID-19. Acuerdo de colaboración entre AZ y la Universidad de Oxford que permite sumar la experiencia de Oxford en vacunología y la capacidad de desarrollo, producción y distribución de AstraZeneca. 

La Open Innovation, como hemos visto, tiene la capacidad de aportar muchísimas ventajas a las empresas que sean capaces de sacarle partido. Pero a la vez, supone un enorme reto de gestión, de organización y de parametrización del proyecto. 

En Connociam hemos guiado con éxito procesos de Innovación Abierta en empresas de diversos sectores e instituciones, ya sea basados en la co-creación, en el trabajo con start-ups así como en hackatones. Te podemos ayudar a entender qué modelo puede funcionar mejor en tu caso y apoyarte en la puesta en marcha. 

Si te interesa saber más o quieres que te asesoremos en Open Innovation, contacta con nosotros.

Pin It on Pinterest